La semana pasada los prácticos del país finalmente tuvieron una reunión con Sanidad de Fronteras y Prefectura donde fueron informados de los métodos implementados por nuestro país para prevenir el ingreso del Coronavirus a través de las vías marítimas o fluviales.
Christian Alejandro Calascione, presidente de la Asociación Civil de Prácticos de la República Argentina, estuvo presente en la reunión del pasado jueves que nucleo a todos los organismos de prácticos y pilotaje con Epidemiología de Prefectura, la Jefa de Sanidad de Fronteras y representantes de la subsecretaría de puertos y vías navegables.

En ese encuentro quienes supervisan el ingreso fronterizo especificaron que medidas se están tomando para controlar a los buques que vengan de lugares con altos índices de actividad del coronavirus: triangulación de información 72 hs antes de tocar puerto argentino.

El mecanismo de implementación es de la siguiente manera: Los barcos que vengan de lugares de foco, 72 horas antes de arribar a Pontón Recalada deben presentar el libre plática a través de su capitán. A su vez, deberán completar un formulario de control sanitario. De detectarse una anomalía en la declaración, se cotejará con el país donde zarpa. Si en ese control cruzando vuelven a encontrar una divergencia, a el barco no se le autorizará a embarcar práctico y quedará afuera hasta que se normalice la situación.

Si algún barco hace un relevo en su camino antes de llegar a Recalada y sube un tripulante o pasajero de un lugar de riesgo, tampoco se le autorizará embarcar al práctico luego de los controles administrativos pertinentes. Calascione contó que esta última medida se debe a que los epidemiólogos explicaron en la reunión que una persona ser portadora, pero el virus no estar activado. Y a los 15/20 días aparecen los síntomas.

El presidente de la Asociación de Prácticos de la República Argentina se mostró conforme debido a que los controles previos administrativos serán de ayuda para evitar una situación de riesgo para trabajadores y población. Por su parte, los buques que vengan de China están señalizados y serán apartados a cuarentena luego de los controles. Una solicitud de muchas agrupaciones de prácticos había sido poner un control sanitario con personal especializado en Pontón Recalada, pero por ahora se tomarán precauciones previas de cotejo informativo.