La embarcación tuvo un fallo mecánico y tuvo que ser remolcado en un impresionante operativo con barcos y helicópteros

El crucero averiado por un fallo mecánico en la costa oeste de Noruega en el que rescataron a casi 500 personas y hospitalizadas otras 17, tres de ellas de gravedad, llegó hoy a puerto luego de ser remolcado en un gran operativo con barcos y helicópteros, informaron hoy los equipos de rescate. El crucero noruego “Viking Sky” atracó finalmente en el puerto de Molde (norte de Noruega), veintiséis horas después de lanzar un mensaje de alarma por un fallo en sus motores que le dejó a merced de un fuerte oleaje y derivó en la evacuación de 463 del total de 1.373 personas que se encontraban a bordo.

– El “Vikings Sky” , que quedó anclado ayer, fue remolcado por un barco por delante y otro en la parte de atrás, precisaron los servicios de rescate a través de su cuenta en Twitter. Hasta el momento de iniciarse el operativo de remolque habían sido trasladados a tierra 463 personas de las 1.300 que estaban en el barco, de las cuales 17 fueron hospitalizadas. Según informó la televisión pública de Noruega se encuentran en estado grave tres personas que viajaban en el “Viking Sky” , informó la agencia EFE. La alerta de que el barco se encontraba en dificultades llegó a las auoridades marítimas noruegas a las 13.00 GMT del sábado, al reportarse problemas en los motores.

A partir de ahí se articuló en tierra un operativo de rescate para el que inicialmente se preveía la intervención de varios barcos y helicópteros, y cuatro horas después de haberse iniciado la evacuación comenzaron a rescatar en grupos de entre 10 y 15 pasajeros. La operación de rescate empezó ayer y fue complicada por el fuerte oleaje y vientos de consideración. El “Viking Sky” envió ayer una señal de socorro por problemas en un motor, cuando se encontraba a unos cinco kilómetros de la costa de Hustadvika. A media mañana del domingo, los servicios de salvamento noruego informaron de que tres de los motores del barco se habían logrado reactivar, por lo que el crucero empezó a navegar de nuevo por sí mismo. El barco realizaba el trayecto entre Tromso (norte) y Stavanger (sur) con 1.373 personas a bordo, 915 pasajeros -en su mayoría de Estados Unidos y Reino Unido- y una tripulación de 458 personas.

Fuente: Diario El Día